Un grito de corazón

A un toque

Written by:

Views: 741

“Tendrán que hacer más banderas. Voy por todos los récords”. El aviso de Martín Palermo se escuchó el 30 de abril de 2009. La noche de su grito número 200 en Boca. Pasó el tiempo y los hinchas xeneizes debieron comprar varios metros de tela. Porque el Titán se vistió de leyenda de viviente y filmó nuevos capítulos de su mítica película. Y como máximo goleador en los 105 años de Boca, firmó otra marca histórica. Con el cabezazo ante Gimnasia, llegó a sus 300 festejos. ¿Dónde está el secreto? Justamente, en su cabeza. Ya lo dijo Rodrigo Palacio: “Es fuerte mentalmente. Y todo lo que se propone, lo logra”.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=jjmGM1-H2LE]

Comments are closed.