Teen Angel

A un toque

Written by:

Views: 856

Algo conectó a Angel Cappa y los jugadores de Huracán en aquel ciclo inolvidable. Fue la vocación del DT para hacer docencia futbolera y el deseo del plantel por entender esas lecciones. Y por estos días, la historia tiene su remake en River. Allí, el técnico ofrece su cátedra y un joven con sólo 22 partidos en Primera aprueba de la mejor manera. Se trata de Rogelio Funes Mori. El delantero resistido en los tiempos no tan lejanos de Leonardo Astrada. Y hoy, pieza de valor por su evolución. Sus movimientos oportunos en el área. Sus tres goles en tres partidos del Apertura.
Los números devuelven la unión entre Cappa y su pollo del ataque. Todo lo contrario de los siete meses con Astrada en el banco. Es cierto que el Jefe le dio pista en Primera (el 6 de diciembre de 2009, en la derrota contra Vélez 3 a 1), aunque Funes Mori se mostraba nervioso y desorientado en su hábitat natural. De hecho, apenas convirtió un gol en 16 partidos (ante Tigre, en la última fecha del Apertura 2009). Y el inconsciente millonario aún recuerda sus dos mano a mano devorados en el clásico con Boca. Entonces, parecía estar en la hoguera.
El aterrizaje de Cappa en Núñez resultó un alivio para Funes Mori. Desde el tercer partido de su ciclo, el DT le dio la titularidad. Y el delantero facturó esa confianza. Lo mismo que las enseñanzas de los ejercicios de definición. En el cierre de ese torneo, le convirtió tres goles a Racing en Avellaneda. Y en la dura derrota contra Tigre, se dio el gusto de volver a festejar. Esos gritos blindaron su ánimo ante las contrataciones de Mariano Pavone y Leandro Caruso. Y de nuevo entre los titulares, pagó en efectivo en el arranque del Apertura. Justo cuando River precisa goles y triunfos para eyectarse de la Promoción. El juvenil le dio el triunfo en el final contra Tigre. Y el domingo, ante Independiente, marcó por duplicado en menos de 20 minutos. Un promedio perfecto. Y dedicado, lógicamente,a una persona: Angel Cappa.

Comments are closed.