Te tengo visto

A un toque

Written by:

Views: 832

De pronto, Lionel Messi arrancó la faja de clausura del arco. Su definición tuvo destino de red contra Bosnia y puso fin a la sequía goleadora en los mundiales. Adiós al mal sueño de Sudáfrica y sus duelos personales sin festejo contra los arqueros de turno. La Pulga cargó sus pie izquierdo y, también, acertó en los cruces contra Irán y Nigeria. Cuatro gritos en tres partidos. Nada más, nada menos. No lo hizo ante Suiza, pero fue el autor intelectual de la perla de Di María. Y ahora, en cuartos de final, se verá con un viejo conocido. ¿Quién? Thibaut Nicolas Marc Courtois, arquero de Bélgica y del Atlético de Madrid. Los datos de la temporada pasada muestran a Messi sin efectividad en el cara a cara con el uno. Lo enfrentó seis veces y nunca le pudo convertir. Es más, falló un penal en la revancha de la Supercopa de España. La Pulga prefiere mirar la película completa, en la que aparecen seis goles en los primeros tres choques contra Courtois. El arquero, en cambio, edita el último tramo del film, en el que lleva siete duelos sin escuchar gritos del crack. Esas escenas inflan su pecho. Y a la espera del partido contra la Argentina, resume en tono confiado: “Sé muy bien cómo jugar contra Messi”.

 

 

Comments are closed.