Memoria, verdad y justicia

A un toque

Written by:

Views: 703

Topo López ya no teclea historias sobre personajes del fútbol. Sus notas en Olé, Sport de Barcelona y otros medios gráficos tuvieron un punto final doloroso en San Pablo. La noche del 9 julio, el taxi en que viajaba hacia su hotel quedó en medio de una persecución criminal y fue arrollado por un auto en el que iban tres delincuentes. El periodista murió el día en que su hijo Agustín cumplía cinco años. Desde ese momento, su esposa, Verónica Brunati, reclama que las autoridades brasileñas reaccionen y asuman que la muerte de Topo no sea catalogada como un “accidente”, sino como un homicidio. “Quiero que se haga justicia y los asesinos y la polícia de San Pablo sean condenados, porque es lo único que me va a dar paz”, insiste Verónica, tal como expresó en una nota con Sports. A ese pedido se sumaron los jugadores de Barcelona y Atlético de Madrid. Hubo aplausos y homenajes para el cronista, amigo de Lionel Messi y Cholo Simeone. Y un clamor en el Camp Nou: #JusticiaParaTopo.

Comments are closed.