A cada gol un déjà vu

A un toque

Written by:

Views: 788

Hay algo que caracteriza a Gonzalo Higuaín: su paciencia a la hora de la definición. Pipita se toma un segundo más que el resto de los delanteros. Evita romperle el pecho al arquero de turno, o tirar al bulto. Y entre las mejores opciones, suele elegir la gambeta. Algo que le abre la escenografía del área, y lo deja con el arco vacío. Le dio el mejor resultado en el clásico contra Boca, en el Apertura 2006. También ante México, en los octavos de final del Mundial. Y el mismo final sucedió con España, en el Monumental.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=47ByuXshhhA]

Comments are closed.