«LO MÁS DIFÍCIL PARA UN ENTRENADOR ES TRANSMITIR UNA MARCA»

Mano a Mano

Written by:

Views: 897

[dropcap]J[/dropcap]unio 2005. Los colores del alma pintaban su cuerpo en el anochecer de su vida de futbolista. Cholo Simeone corría por el césped vestido de celeste y blanco y la cinta de capitán adherida al brazo. Ya no eran tiempos en la Selección. La escena ocurría en Racing, el equipo del corazón al que alentaba con su papá y al que había elegido para despedirse de la pelota. El adiós se acercaba y el guerrero preparaba su reposo. Y de a poco, comenzaba a latir su versión de entrenador. Lo demostraba en esta entrevista con Matías Martin para el primer número de la revista Un Caño. Ya tenía los conceptos claros y se preocupaba por cómo le transmitiría su autógrafo a un plantel. Más de diez años después, puede decirse que cristalizó esa misión. Atlético de Madrid lleva el tatuaje de Simeone. Pasen por el archivo y viajen al pensamiento de aquel DT que ya aceleraba los motores.

———————–0—————————

Por Matías Martin (@matiasmartin)

-¿Te duelen los 35 años?
-No, pero ya es un número importante.
-A excepción de los arqueros, ¿se puede jugar hasta los 40?
-No, muy difícil.
-Hoy te veo como un director técnico dentro de la cancha…
-Creo que los jugadores ahora pueden jugar más tiempo, pero no hasta los 40. Debe ser porque se cuidan más, son más profesionales (…) Hay un viejo refrán que dice que la pelota corre más rápido que el jugador, y es totalmente cierto. En el medio de la cancha hay que tratar de hacer eso.

El Cholo Simeone y la boca llena de gol, después de convertirle a Central en uno de sus últimos partidos en Racing. Detrás, un joven Lisandro López.

-Yo te creo todo lo que decís de la Selección (que te venís nadando para jugar, etc) y también acerca de cómo sentís y disfrutás el fútbol. Pero hay algo en la manera, por lo que más de una vez has sido pueso en el lugar de tribunero. Como si además de ser, te importara que se note. Sos un jugador que exterioriza permanentemente.
-Mirá, el fútbol para mí tiene mucho de engaño, de actuación. Si yo antes de un tiro libre hago una seña y todo para el otro, estoy actuando. Entonces, cómo no hacerlo cuando uno sale a la canha con determinada actitud o cómo no usarlo para levantar a la gente con un estilo. Lo más difícil para un entrenador es transmitir una marca. Que vos vas a la cancha y se sepa a qué juega tu equipo. Es fácil saber de fútbol, pero hay que transmitirlo. Y hay que prepararse para lograr transmitirlo.
-Y ayudar a sacar lo mejor de cada jugador…
-Ah, eso es lo más difícil.
-¿Y hay de esos entrenadores?
-Sí, hay entrenadores que logran explotar las características de cada muchacho. Siempre me acuerdo del sueco Ericcson, el de la Lazio. Un tipo muy tranquilo. Su mayor virtud era no cambiar la cara. Siempre tranquilo, iba primero, iba tercero, y el tipo siempre tranquilo. Así logró, con un plantel en el que todos eran figuras, y dándole su lugar a cada uno, que se obtuvieran títulos.

«Lo más difícil para un entrenador es transmitir una marca. Que vos vas a la cancha y se sepa a qué juega tu equipo. Es fácil saber de fútbol, pero hay que transmitirlo», advertía Cholo Simeone mientras jugaba sus últimos partidos en Racing. En febrero de 2006, dejó la ropa de jugador y comenzó su carrera como DT en ese club.

-Y tenerlos a todos contentos…
-Eso ya es más complicado. El jugador es muy egoísta, no le gusta nada. Si entrenamos, porque entrenamos; si hacemos juegos, porque jugamos. El jugador siempre protesta.
-¿Algunos directores técnicos te dejaron marca?
-Varios. No te hablo de Bilardo, porque me marcó en el inicio, me señaló las cosas básicas de la competencia, me preparó para ir a Europa. Después, Coco Basile, uno de los entrenadores con más feeling con el jugador. Passarella me dio la responsabilidad de ser capitán. Y Bielsa fue el mejor entrenador de campo que tuve.


-¿Por qué?
-Porque es un especialista en conceptos futbolísticos de entrenamiento. Todos los conceptos de entrenamiento de Marcelo eran perfectos para lo que iba a ocurrir en el partido.
-Lo admiro profundamente a Bielsa, ¿pero es posible creer que en un entrenamiento uno puede prever la totalidad de situaciones que ocurrirán en un partido?
-El mejor concepto que nos llegó de Marcelo fue que él quería que llegásemos al partido con la mayor cantidad de información posible para que después todo saliera naturalmente.
-Pero después, en la cancha, las cosas no salen tan naturalmente…
-Sí, salen. Hay movimientos que, de tanto repetirlos, salen mecánicamente, naturalmente. Te lo marca el gesto del compañero. Eso no quita que después vos juegues la pelota como querés. Bielsa lo pudo hacer en la Selección porque tuvo mucho tiempo de trabajo, casi cuatro años.

 

Comments are closed.