El fútbol, esa auténtica religión

A un toque

Written by:

Views: 1072

Por Santiago Tuñez

El chico tiene la piel cobriza, sus ojos gigantes directos a la cámara y una pelota desgastada en sus manos. La escenografía natural de Guinea Ecuatorial completa el set de la fotografía. El fútbol late con intensidad en ese país y distintas zonas de África. Ocurre lo mismo en los otros cuatro continentes de la aldea global. A cada momento, el cuero gira en el planeta y en su viaje lleva a historias sociales maravillosas. Únicas. David Ruiz de la Torre las vio de cerca y describe en su primer libro: Fútbol que estás en la Tierra. Nacido en Holanda y criado en España, el cronista desarrolla su profesión desde hace más de 20 años, suma millas en todo el mundo y teclea textos más que curiosos. De la esencia de su primer trabajo editorial conversa con De Fútbol Somos.

 

-¿Cómo surgió la posibilidad de escribir Fútbol que estás en la tierra y cuánto influyeron los viajes que hiciste alrededor del mundo?
-La idea me empezó a rondar por la cabeza, precisamente, después de llevar unos cuantos años recorriendo el planeta tratando de descifrar la manera de vivir, sentir y disfrutar el fútbol en cada punto cardinal del mismo. Así que podríamos decir que el libro ha sido una suerte de corolario de buena parte de mis experiencias periodísticas y también vitales, porque no sólo de la pelota vive el hombre. Allá donde vayas, el fútbol convive con un montón de cosas inherentes a cada país, ciudad o aldea: costumbres, ritos, cultura, gastronomía… Y, por supuesto, un sinfín de personas maravillosas que descubrí viajando, mi otra gran pasión.

-En las 40 historias que se reflejan en el libro, ¿cuáles fueron los criterios de elección? ¿Hay un hilo que une los textos pese a ser de distintos continentes?
-La premisa fundamental era contar historias de todos los continentes, algo que hasta ahora nadie había hecho en un mismo soporte escrito. Era una especie de desafío. A partir de ahí, se trataba de reflejar, a través de mis experiencias personales por todo el mundo, la inigualable capacidad que tiene el fútbol para conectar a la gente, venga de donde venga y haga lo que haga. Ese es uno de los secretos del éxito de este deporte que lo ha llevado a trascender los estadios para convertirse en un fenómeno mesiánico, con independencia del dinero que tengas en el bolsillo o de la fe que profeses. Me ha sucedido en más de una ocasión de viaje pasar por una situación complicada que, de repente, se ha destrabado por el simple hecho de comenzar una conversación futbolera. Es algo mágico.

La portada del libro realizado por David Ruiz de la Torre.

La portada del libro realizado por David Ruiz de la Torre.

-El libro fue publicado bajo la fórmula del crowdfunding. ¿Contame de qué se trata este método?
-Viene, como casi todas estas cosas, de los Estados Unidos. Los autores presentamos nuestro proyecto con el apoyo técnico de una editorial, en este caso Pentian, y luego el público tiene la posibilidad de apoyar económicamente la edición del libro, en calidad de ‘mecenas’, a través de su página web (pentian.com). De ese modo, el mecenas, además de asegurarse una copia del libro, ya sea en papel o en digital, se convierte en socio y participa de los royalties que generen las ventas.

-¿Y qué significó haber tenido a Eduardo Sacheri como autor del prólogo?
-Un lujo de proporciones incalculables. Eduardo es un tipo excepcional, con el que comparto no pocos pensamientos, inquietudes e incluso musa (Audrey Hepburn). Lo conocí personalmente en una visita al diario Marca, para el que trabajé casi dos décadas. Desde entonces, nos escribimos de vez en cuando por mail. Cuando decidí poner en marcha este proyecto, se lo comenté y le gustó muchísimo la idea, así que me atreví a pedirle que me lo prologara. Me dio el sí al momento. Así nació La Punta y el iceberg, una hermosa historia mínima en la que logra, con las palabras justas, desbrozar las líneas maestras del libro, pero con ese sello suyo inconfundible y genial, capaz de llevarte hasta la emoción con sus relatos.

-Por estos días, el conflicto en la Franja de Gaza se lleva gran parte de la atención en el mundo. ¿Cómo viven los palestinos el fútbol y los partidos de su selección?
-El fútbol es una pasión de todo punto irrefrenable, tanto en la Franja como en Cisjordania. No desmerece en nada a cómo se vive este deporte en Argentina, Brasil, España, Italia o Inglaterra. Más aún: para mucha gente en esas tierras, un Barça-Madrid o los partidos de su selección son el más dulce bálsamo frente a su trágica existencia, marcada por la presencia militar israelí permanente y su imposibilidad de traspasar ese muro de 753 kilómetros que los rodea.

Allá donde vayas, el fútbol convive con un montón de cosas inherentes a cada país, ciudad o aldea: costumbres, ritos, cultura, gastronomía…”, destaca David Ruiz de la Torre, uno de los periodistas con más millas en el mundo.

-¿Y de qué manera usó Mahatma Gandhi este juego para su revolución pacífica?
-Eso es algo que ha pasado prácticamente desapercibido a lo largo de los años. Tuve la gran fortuna de descubrir en Sudáfrica que el padre de la independencia de la India era un auténtico apasionado de este juego y cómo lo convirtió en pilar fundamental de su ideario de lucha contra las desigualdades sociales y el apartheid. No doy más pistas. Lo mejor es leerlo en el libro. Es una historia realmente maravillosa, desde mi punto de vista.

-¿Cuáles fueron algunos de los lugares en los que más te emocionaste? ¿Qué imágenes lograron impactarte?
-El Chad, Angola, Irak, Bosnia, Borneo, Sudáfrica, Birmania… Hay bastantes. Lo mismo que imágenes. Por ejemplo, ver a un grupo de niños chadianos o angolanos perseguir como posesos una pelota de colores de plástico en medio de un mar de arena, escuchar de noche, en Bagdad, el tableteo de ametralladoras a la vuelta de la esquina o ver un coche de la policía iraquí calcinado después de que unos terroristas se hubiesen inmolado junto a él.

David Ruiz de la Torre, autor de Fútbol que estás en la Tierra.

David Ruiz de la Torre, autor de Fútbol que estás en la Tierra.

-De los lugares que conociste y retrataste en el libro, ¿hay alguno al que elegirías no volver?
-Regresaría a todos ellos. Evidentemente, a unos antes que a otros. Pero todos los lugares te dejan algo. Un gesto, una comida, una charla, una genialidad en el potrero más infecto de Lagos. Y ese algo hace que merezca la pena regresar.

-Estuviste en varios países y pasaste por diferentes situaciones, ¿cómo definirías la influencia de Lionel Messi a nivel mundial?
-Es un futbolista que ha traspasado el concepto de las fronteras, las banderas o los nacionalismos, y se ha convertido en un ser mesiánico, capaz de generar lugares comunes entre mundos antitéticos por causa de factores económicos, históricos o de fe. No existe un solo líder político en el mundo que sea tan querido y, sobre todo, admirado como lo es La Pulga. Con eso está todo dicho.

– ¿Es el fútbol, en definitiva, una auténtica religión?
-En toda regla. Para muchísimas personas en todo el planeta se ha convertido en una especie de nueva fe, la que más adeptos tiene en este nuevo siglo que acabamos de iniciar.

-Por último, ¿dónde se puede adquirir tu libro?
-Por el momento, a través de Internet: en amazon.es o en amazon.com. En septiembre empezará a llegar a las librerías.

 

Comments are closed.