Manual de estilo

A un toque

Written by:

Views: 448

Uno, dos, tres… Las manos de Hilario Navarro relucieron en los penales y sacaron a Quilmes en los octavos de la Copa Argentina. El dolor de no pertenecer más a este torneo golpeó a Facundo Sava, aunque no pulverizó las buenas sensaciones destiladas por el Cervecero en los últimos partidos. Algo que se debe no sólo al orden de las piezas en el césped, sino también al estilo de liderar el grupo. El DT busca que los jugadores debatan sobre las decisiones tácticas y los hace participar en las charlas. Puede ser por su formación de psicólogo social. O quizás, por su experiencia junto a Unai Emery, el entrenador bicampeón de la Europa League con Sevilla.

Sava conoció a Emery en el Lorca, de España. El segundo equipo del Colorado en ese país, y el primero del vasco en su hoja de ruta como DT. «Fue uno de los mejores entrenadores de mi carrera», destacó Sava en el libro Los colores de fútbol. «Nos explicaba por qué y qué íbamos a hacer. Debatíamos sobre los rivales y sobre nosotros como grupo. Hablábamos de táctica y hacía participar a todos los jugadores», agregó Sava en otro párrafo.

De aquellos tiempos junto con Emery, el DT de Quilmes rescató una escena que hoy busca replicar desde el banco de suplentes. «Un día le comenté que creía que debíamos jugar de una manera contra un equipo y él argumentaba que en su cabeza estaba la idea de plantear el partido de otra forma. Entonces me llevó a la sala de videos que teníamos al lado del vestuario para que le mostrara lo que pensaba. Empezamos a observar el video del rival y mi argumento se basaba en que el volante central del adversario era el jugador eje; el hombre por donde pasaba la generación del juego, así que le sugerí que debíamos presionarlo con un jugador nuestro. Lo entendió y lo llevamos a la práctica en el entrenamiento. El domingo ganamos el partido. Emery me hizo sentir importante, me escuchaba. Al margen de las decisiones que tomara, estaba abierto a lo que uno imaginaba del partido. Eso pasó mucho menos con otros entrenadores, lamentablemente»

Comments are closed.