Gracias, vieja

A un toque

Written by:

Views: 368

Pasan los siglos y ahí está. Blanca y radiante en el césped. Los futboleros la llaman de distintas maneras: la pelota, el esférico, la redonda, el balón. Lo cierto es que, cualquiera sea nombre, tiene larga vida en este juego. Y también, una fotogalería que sigue su proceso de fabricación. Ese que puede iniciarse en las puntadas artesanales de Ramzan Ahmed, un paquistaní de 70 años. Y luego de los últimos retoques, encontrar un gesto de reverencia. Como el de Alfredo Di Stéfano. El eterno goleador de Real Madrid que, en la puerta de su casa, le construyó un monumento con una placa que lo dice todo: «Gracias, vieja».

Comments are closed.