CARLO ANCELOTTI, EL PUTO AMO DE LA CHAMPIONS LEAGUE

A un toque

Written by:

Views: 161

Por José Luis Calderón / Para Marca

La decimocuarta Copa de Europa del Real Madrid supone la cuarta para Ancelotti como DT. Ganó dos con el Milan (2003 y 2007) y otras dos con el conjunto blanco (2014 y 2022). Un póker continental que lo convierte en el técnico con más Champions de la historia, dejando atrás a Bob Paisley (logró tres con el Liverpool en 1977, 1978 y 1981) y a Zinedine Zidane (con el Real Madrid en 2016, 2017 y 2018). Carletto ya es en solitario el DT más laureado en la máxima competición continental.

A las cuatro Champions conquistadas como entrenador, Ancelotti suma las dos que ganó como jugador con el Milan en 1989 y 1990. Para un total de seis Copas de Europa, que lo igualan al mítico Paco Gento en cuanto a cantidad de títulos, aunque La Galerna sigue manteniendo el récord de ser el único jugador de la historia con seis Copas de Europa.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de dfutbolsomos (@dfutbolsomos)

Ancelotti disputaba el 24 de mayo de 1989 su primera final de la Copa de Europa. Lo hacía con el Milan y como jugador. El banquillo era cosa del mítico Arrigo Sacchi. Carletto tenía 29 años y lideraba el centro del campo milanista. Ahora, 33 años después, Ancelotti vuelve a coronarse campeón continental. Lo hace con 62 años siendo un veterano y exitoso entrenador y siendo además durante tres décadas protagonista de la máxima competición europea.

La temporada del regreso de Ancelotti al Real Madrid no ha podido ser más especial para el técnico italiano. A la Champions se une un título de Liga que se le había resistido en su primera etapa al frente del club blanco y con el que se convierte en el primer entrenador en ganar los campeonatos de las cinco grandes ligas: Italia, Francia, Inglaterra, Alemania y España. Un doblete Liga-Champions con el que Carletto es historia del Real Madrid y del fútbol.

Mayo de 2014. Ancelotti lograba su primera Champions League como DT del Real Madrid y así lo festejaba con los jugadores. Locura total. Foto de Michael Regan/Getty Images Europe / Vía Zimbio.

Ancelotti cierra con matrícula de honor una temporada en la que tenía un reto mayúsculo por delante. No fue ni la primera ni la segunda opción para tomar el relevo de Zidane tras una temporada en blanco del Real Madrid. La del francés no fue la única salida traumática, porque tras él se marcharon Sergio Ramos y Varane. Al golpe de las salidas se unió el de la no llegada de Mbappé, el elegido para devolver la ilusión y dar un salto de calidad al equipo.

Ancelotti arrancó la temporada con los únicos refuerzos de Alaba y Camavinga y con la misión de impulsar a Vinicius, Rodrygo y Valverde. También con la obligación de seguir exprimiendo a la ‘vieja guardia’ y el objetivo de recuperar para la causa a jugadores como Hazard, Bale, Asensio, Isco y Marcelo. No todo lo ha logrado, pero sí lo suficiente para crear un equipo competitivo alrededor de la ‘explosión’ de los jóvenes y de la segunda juventud de los veteranos, encabezados por unos estelares Benzema y Modric.

Comments are closed.