“Me salió bien, ¿no?”

A un toque

Written by:

Views: 874

“De tres cuartos de cancha para adelante, Messi tiene que tener libertad por todos lados. Libertad de inventar, de jugar como sabe, de encarar, de gambetear, de volar. Los grandes jugadores tienen que volar”. Allá por julio de 2007, Alfio Basile y su voz de trueno evitaban darles tarea extra al crack de Barcelona. Nada de molestar al dueño del pincel. Y el artista entendía ese mensaje a la perfección. Rodeado por Cuchu Cambiasso, la Brujita Verón, Riquelme y Tevez, el rosarino trazaba obras para el recuerdo. De aquella Copa América en Venezuela, ninguna como su creación en las semis contra México. Inolvidable. Eterna. Con la camiseta 18 en su piel, facturó el pase de Tevez, vio al arquero Oswaldo Sánchez y calibó su pegada. El toque quirúrgico hizo una parábola preciosa y autografió la red. Golazo. Para cerrar el estadio, como propuso Basile desde el banco. Para irse de la cancha, como opinó Hernán Crespo a unos metros del DT. “¿Si fue el gol más lindo de mi carrera? Puede ser, hice varios, como aquel al Getafe. Todos dicen que estuvo muy bueno; yo vi al arquero adelantado y me la jugué”, respondió Messi, el día después del triunfo, con su habitual perfil bajo. Y más atrevido, cerró: “Me salió bien, ¿no?”

 

 

Comments are closed.