Vos sos un gordo bueno

A un toque

Written by:

Views: 750

La última vez que se lo vio en cancha fue el 9 de mayo. Sí, hace más de 100 días. Una lesión en la pantorrilla y los dolores en la zona púbica lo dejaron fuera de juego. Y la falta de rodaje derivó en el crecimiento de su abdomen. Pasado de kilos, Ronaldo preocupa a los hinchas de Corinthians. ¿Bajará de peso?, ¿volverá a jugar?, se preguntan los fanáticos del Timao. Dudas incomprensibles, ya que el Fenómeno es un experto en superar problemas físicos.

Así lo hizo en abril de 2000, cuando sufrió la rotura del tendón rotuliano de la rodilla derecha. La peor lesión de su carrera, y en la que los médidos tuvieron graves incógnitas sobre su regreso al césped. Lo escribió el periodista John Carlin, en el libro Los Angeles Blancos: “Durante los días siguientes a la operación, los dolores eran tan intensos que Ronaldo se vio obligado a utilizar una bomba que liberaba morfina directamente en su flujo sanguíneo. Una mañana, en el hospital de París, sus gritos despertaron al fisioterapeuta Nil Petrone. ‘Estaba llorando como un niño. Me gritaba: ¡dime que voy a volver a jugar! ¡Dimelo, por favor!’. Petrone hizo todo lo posible por tranquilizarlo. ‘Estoy absolutamente seguro de que volverás a jugar’, dijo a Ronaldo. Años más tarde, sin embargo, confesó que ‘la verdad es que nunca tuve ninguna certeza'”. Al cabo, Ronaldo volvió en diciembre de 2001. Y seis meses después, fue campeón del mundo con Brasil, goleador de Corea-Japón 2002, y marcó los dos gritos en la final contra Alemania. Nada más. Nada menos.

Comments are closed.