Gol de Luis Suárez a Real Madrid Tag Archive

Entre el cielo y el infierno

Al fondo de la red

Por Geoff I. Hernández (@geoffhernadez)

1- Porque la vida se trata de esto. De asumir y luego ejecutar. El corazón de un campeón jamás se subestima y menos desprecia. Barcelona, y sobre todo, Real Madrid, han dado una bofetada a la insolencia colectiva. A esos portadores de anarquía verbal que profetizaban una tragedia. La tragedia se las llevaron ellos, al observar por extractos, la versión más divina de Real Madrid, desde aquella icónica noche frente a Bayern Múnich. Lástima que no siempre basta ser buenos como para ganar, y menos si al frente tienes a la fe hecha carne.

2- Y es que, cómo no caer de rodillas ante la inconcebible ausencia de elocuencia en el fútbol, si en noventa minutos conocimos el esplendor del cielo y el resquemor del infierno. Eso es un clásico. Eso es un Barca- Madrid. Un manojo de incógnitas que solo son desveladas a medida que el temor va cediéndole espacio al talento, y este se convierte en el protagonista. Como lanzar una moneda al aire dos veces. Un primer tiempo glorioso del campeón de Europa, y un segundo capítulo furioso e inmisericorde de este nuevo Barça. De este hermoso Barça.

Jeremy Mattieu festeja el primer gol de Barcelona con Luis Suárez, que firmó la victoria en la segunda parte. Foto Alex Caparros / Getty Images Europe / Vía Zimbio.

Jeremy Mattieu festeja el primer gol de Barcelona con Luis Suárez, que firmó la victoria en la segunda parte. Foto Alex Caparros / Getty Images Europe / Vía Zimbio.

3- Carlo siempre será el más subestimado de todos. Luis Enrique respondió mejor ante las circunstancias adversas. Dos modelos distantes. Ying&Yang. La inserción de Luka Modric y de Toni Kroos en una misma línea de construcción desnudó sin piedad a la versión más angustiante –y venimos insistiendo en esto– de Mascherano, que ralentizaba la casi nula fluidez posesional azulgrana en salida. Festín del alemán, quien mordió pero nunca asesinó. Error garrafal. El Madrid llegó a creer que el asalto al Camp Nou no era una utopía. Eran una tromba de paciencia y de aprovechamiento de espacios. El Benzema más divino jugaba a placer a la espalda del jefecito y del nervioso Rakitic.

4- Y se le hacía agua la boca al Madrid, hasta que llegó el bofetón del grandote, del torpe, del que todos señalaban como un error. Algún día aprenderemos a callar. De Mathieu: 1 a 0. Y es aquí cuando se traza la línea imaginaria que asemeja a este nuevo Barça con los mejores años del Madrid de Mourinho. Firmes en la pelota parada, salvajes en las transiciones defensa-ataque, y con una característica que el más puritano de los guardiolistas jamás imaginaría: las quemaduras que produce el balón en los pies azulgranas. Mientras más rápido se llegue al arco rival, mejor. Así dicen. Continue Reading

Written by:

Views: 1490

Read More