Borussia Dortmund Tag Archive

Sólo se trata de sentir

De perfil

Hay una huella en Borussia Dortmund. Es la huella de Jürgen Klopp, que pronto llegará a su último paso. A pesar de que tenía contrato hasta 2018, anunció que dejará el equipo a mitad de este año. El adiós se conoció en una conferencia, en la que explicó los motivos de su salida. “El club se merece un entrenador que esté al 100%, porque ya no soy perfecto. Así que la decisión es correcta”, subrayó ante los periodistas. Queda, entonces, una obra exitosa para destacar con tinta fluorescente. Desde la llegada de Klopp en 2008, el Dortmund logró dos Bundesligas (2011 y 2012) y una Copa Alemana (2012), y cayó contra Bayern Munich en la final de la Champions League 2013. Y así como resaltan los títulos, lo mismo ocurre con el estilo que el DT tatuó en su ciclo. Vocación ofensiva. Ritmo intenso. Verticalidad. Una manera de vivir el juego que, hace más de un año, Klopp describió en el diario El País. La mejor manera de entender esta película que se acerca a los créditos del final. “Los partidos deben tener un efecto más allá del resultado. Si ganas 1-0 y el juego ha sido muy vivo, el fútbol queda legitimado. No me interesaría tener a Xavi, Messi y Cristiano en el mismo equipo… Si me pongo a jugar al tenis contra una niña de tres años y estoy al otro lado y remato con fuerza y la niña está ahí de pie con la raqueta… no es divertido. Pero si al otro lado hay un hombre y jugamos al ping-pong, si gano está bien y si no gano probablemente me haya divertido. Para los aficionados es como una droga. Yo nó solo quiero ganar, ¡también quiero sentir!”.

"¡Yo no solo quiero ganar, ¡también quiero sentir!", fue el lema de Klopp en el Dortmund. Foto de David Ramos/Getty Images Europe / Vía Zimbio

“¡Yo no solo quiero ganar, ¡también quiero sentir!”, fue el lema de Klopp en el Dortmund. Foto de David Ramos/Getty Images Europe / Vía Zimbio

 

Written by:

Views: 807

Read More

Furia de Titanes

A un toque

Por Geoff Hernández

Definida la serie o no, lo de anoche fue histriónico. Una cachetada al ciclón español. Si de algo ha tenido que desprenderse José Mourinho en este viaje costoso al frente del Madrid, es de la soberbia; esa cualidad que te da los campeonatos y cómo no serlo cuando el planeta fútbol se arrodilló a tus pies siendo muy joven. El problema está en que este juego, como la vida, evoluciona constantemente, y si no te ajustás a sus rigores, llegará alguien que sí lo hará. Y literalmente, te pasará por encima.
Ilkay Gundögan fue el faro que iluminó todas las batallas del Dortmund. Rompió, anticipó, habilitó y definió. Con sus propios pies ideó el plano arquitectónico hacia el triunfo. La ridícula entereza de su carácter con sólo 22 años, lo magnifica. Su solidez técnica y minuciosidad táctica en cancha benefició en demasía a Reus y a Lewandowski. El error más grande del Real fue dejarlo libre, era el motor que impulsaba la maquinaria aurinegra. Su libertad promulgó el acta de aprehensión merengue.

Dortmund

Los vicios se contagian. Mou no aprendió del asesinato culé, y es que no puedes ir a la guerra con un solo plan, reducir espacios y contragolpear. La pluralidad de sistemas te pueden sacar del apuro cuando al frente tienes un rival plenamente superior. ¿Pero cómo puedes reaccionar si tu enemigo te mata con tus propias armas? ¿Cómo sacarte la depresión que significa ver tu mejor versión en el equipo rival? O peor aún: ¿cómo afrontar la realidad de tener sólo ochos días para revolucionar un modelo que pide retoques a gritos? Ya eso es trabajo del genio de Setúbal, en su cerebro descansa la utopía de la remontada. ¿Existirá? Ya veremos. Continue Reading

Written by:

Views: 774

Read More