Animarse a más

A un toque

Written by:

Views: 941

¡Al fin!, pensó al escuchar su nombre en el Palacio de Congresos, de Zúrich. Respiró aliviado, diseñó una sonrisa inmensa y se acercó al Balón de Oro con lacrimógena alegría. Después de cuatro años de mirarlo desde lejos, Cristiano Ronaldo puso sus manos sobre el trofeo. Fue el broche perfecto en un año brutal. Inolvidable. “No hay palabras para describir este momento. Gracias a todos los compañeros del Real Madrid, al presidente, a mi novia, a mi familia y a mi hijo”, expresó con los flashes en su semblante. Más allá de no haber logrado títulos con Real Madrid, el delantero perforó las redes: convirtió 69 goles en 59 partidos. Nada más. Nada menos. Incluso, se vistió de comandante en medio de las turbulencias e hizo volar el avión de Portugal rumbo al Mundial, con tres festejos históricos en el repechaje contra Suecia. La producción individual y sus números contundentes, en efecto, lo llevaron a la consagración como el mejor futbolista de 2013.

Cristiano Ronaldo se llevó el Balón de Oro 2013. Foto vía Zimbio.com

Cristiano Ronaldo se llevó el Balón de Oro 2013. Foto vía Zimbio.com

¿Cuál fue el secreto de Cristiano Ronaldo para obtener el Balón de Oro? Algunos protagonistas destacaron su poder de fuego. Otros mencionaron su pegada formidable y su liderazgo en el césped. Jorge Valdano, en cambio, miró fuera de sus virtudes futbolísticas y apuntó a su voracidad mental. Su deseo de animarse a más. “Sobre la sana ambición de Cristiano Ronaldo puede escribirse una enciclopedia. Se trata de un jugador de unas condiciones naturales extraordinarias; pero como aspira a la perfección, no se da tregua y convierte cada día de su vida en un nuevo desafío. Vive para ser el mejor y lo demuestra entrenando, descansando, comiendo y elevando su nivel de exigencia permanentemente”, opinó el ex futbolista en su libro Los 11 poderes del líder.

Valdano, ex director deportivo de Real Madrid, conoció a Cristiano Ronaldo de cerca. La convivencia le dejó ciertas enseñanzas. De ahí, la advertencia sobre el portugués. “Durante algún tiempo, en España, se le criticaron sus actitudes. Determinados gestos, desplantes y hasta declaraciones volvieron muy severos los juicios de algunos medios. Mal hecho. A los artistas hay que medirlos por su obra y no por su vida. Y la obra de Ronaldo es irreprochable”, consideró el ex futbolista argentino en su último libro. La sentencia final en las páginas fue contundente. “Aquellos jóvenes que imitan su peinado, que le envidian la novia y que sueñan con su Ferrari, deberían olvidarse de lo secundario para imitarlo en lo sustancial: la entrega total y absoluta hacia sus deberes profesionales y la obsesión por ser cada día un poco mejor futbolista”.

Comments are closed.