Acá mando yo

A un toque

Written by:

Views: 822

Disconforme con los fallos del árbitro en el empate contra Avaí 2 a 2, el hincha de Flamengo no soportó estar más tiempo en la tribuna. Y de pronto, saltó al césped para agredirlo. Con la camiseta número 10 adherida a su cuerpo, corrió varios metros por el césped. Y ante la falta de reacción de los policías, quedó ahí nomás del referí. Cara a cara. Sin embargo, uno de los jueces de línea se cruzó a tiempo y, lejos de las palabras, lo frenó con un codazo. Es más, el asistente quiso volver a pegarle y fue calmado por algunos jugadores del Fla. Sólo allí apareció la policía y el fanático quedó detenido.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=HMiYQZUc-eE]

Comments are closed.