Jorge Valdano Tag Archive

A un toque

Por Jorge Valdano

Empiezo este artículo inspirado por un episodio menor. Estoy en Positano, un pueblo maravilloso colgado de un monte de la Costa Amalfitana, a algo más de 50 kilómetros de Nápoles. En el restaurante del hotel reina un ambiente más propio del siglo XX que del XXI. A la hora de la cena, un violinista pasa entre las mesas tocando suaves melodías. El intérprete es un hombre que roza los 50 años, de fría inexpresividad y rostro duro, como tallado en piedra. Parece habitar no sólo en otro tiempo, sino también en otro mundo. Cuando pasa por mi lado, totalmente absorbido por su música, hace algo que lo convierte en humano; se agacha y me dice las dos únicas palabras que se le han oído a lo largo de la semana que llevo en el hotel: “Grande Diego”. Para qué decir el apellido si todos sabemos que, en Nápoles y alrededores, sólo hay un Diego. Podría haber ocurrido en Buenos Aires. Continue Reading

Written by:

Views: 372

Read More

Palabras mayores

Hubo un tiempo en que la prensa miraba más allá de su currículum en el área. «Maneja la palabra con más soltura que el balón», se decía en las redacciones. Y eso que el hombre mostraba su cartel de delantero del Real Madrid y campeón del mundo con la Argentina. Hoy, lejos del césped, sigue de cerca la pelota y une conceptos sobre «un juego exageradamente humano». Jorge Valdano suma textos y amplía su colección de libros. Pasaron más de 20 años desde la aparición de Sueños de Fútbol, donde relataba sus días como DT de Tenerife y su llegada al banco del Madrid. Ahora, publica Fútbol, el juego infinito, título que le pide prestado a Juan Sasturaian. En las páginas, hace nombres propios (Maradona, Messi, Cristiano Ronaldo…) y, además, define el cambio de época con esta frase.

Continue Reading

Written by:

Views: 1101

Read More

La obra cumbre

A un toque

Domingo 29 de junio de 1986. La fecha permanece intacta en el inconsciente colectivo de la Argentina. Es el recuerdo del título celeste y blanco en el Mundial de México. Un momento extraordinario para el pueblo futbolero y, más aún, los 22 nombres que pusieron sus manos sobre la Copa del Mundo. La obra cumbre fantaseada por cada uno de ellos. Y de ahí en más, un cambio interior en sus días. Pura satisfacción personal. Tal como le ocurrió a Jorge Valdano, el hombre que llenó su boca de gol en la final contra Alemania. «Yo no fui otro desde aquel logro, pero sí fui un poco más feliz cada día de mi vida sólo porque, en algún lugar de mi subconsciente, tengo la tranquilidad de haber vivido la experiencia máxima que un jugador vocacional pueda vivir en el mundo del fútbol», reveló tiempo atrás al diario La Nación. Un testimonio contundente. Igual que el cierre de aquella confesión íntima: «No es que todos los días me levante, me mire en el espejo y me declare campeón del mundo mientras me afeito. Pero sí que hay una especie de orgullo contenido en el hecho de saber que me tocó vivir uno de esos episodios perfectamente envidiable».

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=_RVXkpMyCrE]

Written by:

Views: 639

Read More