Ganar es el método

Al fondo de la red

Written by:

Views: 607

Por Geoff Hernández (@geoffhernandez)

1- Partido picante. De un despliegue físico más imponente que el debut frente a Chile. Argentina competía ante su ‘Nigeria’ de América – como en el Mundial de Brasil- . Por eso era inimaginable añadir a Messi a la alineación inicial. Mucho golpe. Mucha fricción. La velocidad al momento de circular la pelota sería la llave para destrabar el marcador temprano. Y Banega era la pieza encargada de aceitar la zona de gestación. Panamá, por su parte, sabía que la paliza que debía darse para cortar los circuitos tenía que rozar la perfección si soñaba con arrancar algún punto.

2- Y así ocurrió. Panamá escondió cualquier complejo y se tomó en serio la misión de correr. Olvidar la estética y meter la pierna. Correr y correr, mientras que Mascherano era el rostro que más se veía en cámara – cosa no muy esperada en este ciclo de Martino -. El gol de Otamendi fue un accidente que activó el momento más sólido de la escuadra centroamericana. Pimentel se mostró agraciado en la conducción, logrando sacar de su espació de comodidad a un Banega que conseguía libertad como interior por la izquierda. Augusto se quedaba junto a Mascherano rompiendo todo por el centro.

Otamendi le pone la cabeza al centro de Di María y pone en ventaja a la Selección contra Panamá. Foto Jonathan Daniel / Getty Images North America / Vía Zimbio.

Otamendi le pone la cabeza al centro de Di María y pone en ventaja a la Selección contra Panamá. Foto Jonathan Daniel / Getty Images North America / Vía Zimbio.

3- Sin dudas, el desarrollo del partido fue un retroceso en el funcionamiento colectivo. Aunque en este tipo de competencias no basta lucir. Hay que saber ganar los choques de distintas índoles. Las exigencias que plasmó Bolillo Gómez en su escuadra, fueron bien interpretadas por Argentina. Antes de romperse, Di María no irradió con su participaciòn. Como el equipo en general. Pero Higuaín sí mostró su capacidad de espalda al arco. Siendo el desahogo hacia las bandas. Gaitán y Di María se beneficiaron del sacrificio del Capo Di Napoles. Su némesis sigue siendo la barrera psicológica que le impide tomar la decisión para definir en el momento preciso. No es futbolístico. Es meramente mental. Y ese trabajo es del cuerpo técnico.

4- Panamá compitió en el aspecto defensivo a nivel del torneo. No así en la ofensiva. Blas Pérez deambulaba esperando algún chispazo de Quintero o Godoy, que permanecían más atentos a las ayudas en transiciones que a la elaboración. En sus armas supo crecer. Lástima que la imprudencia de Godoy terminase con cualquier posibilidad real de emparejar el resultado.

Hay que saber ganar los partidos de distintas índoles. Las exigencias plasmó Bolillo Gómez en su equipo fueron bien interpretadas por el seleccionado argentino».

5- Transcurrían los minutos del segundo tiempo, y el partido se iba convirtiendo en una peligrosa y aburrida sesión de entrenamiento. Argentina dominaba el balón y los ritmos y Panamá esperaba la oportunidad que siempre se les da a los equipos chicos cuando enfrentan a los gigantes: 1-0 era un marcador demasiado corto, como para darle un espacio a la duda. Y por eso, Martino llamó al mejor de todos los tiempos. El único que con su presencia es capaz de espantar y resquebrajar cualquier sistema. El antídoto del aburrimiento.

6- Y sólo bastó media hora para que Messi desnudase al placer las falencias de Panamá. Hat-trick. Omnipresencia. Aciertos en todas su participaciones y, lo más importante, la identidad de cuál será su función en esta Argentina. Por el centro, detrás de Higuain, y a la misma línea de los aleros. Un Messi muy Riquelme. No más Leo de wing derecho. Al menos hasta que se coloque la blaugrana.

Y 7- Seis de seis. Aún queda Bolivia. Y Argentina saldrá con la misión de asegurar el primer puesto, y es que nadie puede negar que Martino y compañía suspiraran al ver el triunfo de Venezuela sobre Uruguay. El fantasma del 2011 no retornaría a su casa –al menos esta vez -. El horizonte dibuja un enfrentamiento: Venezuela vs Argentina en cuartos de final.

Comments are closed.