“EL VERDADERO EQUIPO INNOVADOR ATRAVIESA TODOS LOS ÁMBITOS DE RENDIMIENTO CON CREATIVIDAD”

Mano a Mano

Written by:

Views: 358

Por Santiago Tuñez

“El pensamiento lateral tiene como fin la creación de nuevas ideas. En general, se las relaciona con el ámbito de la invención técnica; sin embargo, la invención de nuevos dispositivos técnicos es sólo uno de los múltiples aspectos que derivan de la creatividad. Las nuevas ideas son factores de cambio y progreso en todos los campos, desde la ciencia y el arte, a la política y la felicidad personal”. (Fragmento de El Pensamiento Lateral, de Edward de Bono)

——————–0———————

Aquel entrenador de handball y preparador físico en planteles de fútbol quería escapar a los conceptos racionales. Salir de la lógica y la repetición. Y la lectura del libro escrito por el psicólogo maltés, considerado un ícono en el estudio del pensamiento, confirmó sus intenciones. No sólo eso: también potenció su interés en el ámbito de la creatividad y la innovación. Entonces, Germán Castaños inició una ruta paralela a sus profesiones y cursó un Máster en Innovación y Desarrollo Emprendedor en la Universidad de Salamanca (España). Y hace cinco años, empezó a desempeñarse como consultor de creatividad e innovación aplicada al rendimiento de un equipo de fútbol.

“Era un espacio que estaba vacío”, le cuenta Castaños a De Fútbol Somos desde Necochea, su lugar en el mundo. Y enseguida profundiza los conceptos de su tarea. “Así como se innova en los campos de la economía, la medicina, la política y las relaciones sociales, también pueden surgir nuevas propuestas en cada uno de los factores de rendimiento que tiene un equipo”, señala el autor de Guardiola, el ladrón de ideas, que prepara el lanzamiento de su quinto libro.

-¿Cuáles son algunos de los factores en los que se puede innovar en el día a día de un plantel?
-Por ejemplo, en técnica, táctica, motivación, liderazgo y en la forma de diagramar un entrenamiento. Lo mismo ocurre en todo lo relacionado con el cuidado invisible de los jugadores. No hay límite, ni campo restrictivo para innovar. Es un fenómeno que permite una absoluta transversalidad.

-¿Y qué rol juega, en ese sentido, la tecnología?
-Disponer de los últimos avances tecnológicos les hace creer a algunos equipos que son innovadores. Y en realidad, sólo están innovando en ese campo y descuidando los otros factores mencionados. El verdadero equipo innovador es el que atraviesa transversalmente todos los ámbitos de rendimiento con creatividad.

-¿Qué te llevó a enfocarte en Pep Guardiola como un ícono de las ideas disruptivas en el fútbol?
-El título del libro era Creatividad e Innovación en el fútbol, pero lo cierto es que buscaba uno que llamara más la atención del lector. Hace unos años, en una charla que dio en Buenos Aires, Guardiola contó cómo rescataba cosas de cada país que visitaba. Y en un momento, comentó que se consideraba un ladrón de ideas. Esa definición me pareció que resumía de manera muy gráfica uno de los tantos conceptos que hacen al mundo de la creatividad. Es decir, tomar ideas de otros y luego combinarlas, resignificarlas. Eso me pareció el mejor título para el libro.

-Si tenés que elegir alguna innovación llamativa de Guardiola, ¿con cuál te quedás?
-Sin considerarla una innovación disruptiva, la más llamativa es cómo logró darle un cuerpo más teórico, profundo, detallado y convincente al fútbol de posición; algo que en su momento habían iniciado otros entrenadores. Esto lo hizo mediante la suma de innovaciones, creatividad y, sobre todo, planeación. El fútbol de posición ha sido el paradigma que dominó prácticamente la década de 2010 al 2020. Y en detalles más puntuales, puedo mencionar el desarrollo conceptual que hizo con los interiores, transformando los marcadores de punta y poniéndolos a jugar y atacar por el carril interior. Esa es una de las innovaciones más potentes, entre otras, que ha desarrollado Guardiola.

-A la hora de enriquecer sus ideas y diseñar estrategias, ¿qué puede aportarle a un DT de fútbol la mirada de otros deportes, por ejemplo el handball?
-En este punto ocurre algo muy interesante. A medida que te volvés experto en un deporte, te cuesta encontrar cosas nuevas en él, porque te aferrás mucho más a los conocimientos que ya tenés. Casi no podés aprender más, y así lo manifestaron entrenadores como Bielsa y Guardiola. En esos casos, encuentran repetitivo el conocimiento y eso también es malo para la motivación. El hecho de incursionar en otros deportes provoca una apertura mental que estimula con nuevas ideas, formas, métodos, tácticas… Y ahí es donde se produce el nuevo salto de conocimiento para esos entrenadores que ya sabían demasiado, o casi todo.

-En una de las primeras páginas de Guardiola, el ladrón de ideas, destacás las conferencias de prensa Jürgen Klopp y las calificás de increíbles”. ¿Qué te llama la atención en el estilo del DT alemán?
-Las conferencias de prensa tienen características muy particulares: mientras habla, el entrenador puede enviar un mensaje entre líneas, o de forma expositiva, para sus jugadores, la dirigencia del club, la hinchada, el técnico rival… Es decir, la conferencia es un ámbito muy propicio para explorar, especialmente, la creatividad estratégica: a quién me dirijo, cómo lo hago, de qué forma pienso impactar. Y obviamente, esto requiere de mucha oratoria y contenido lingüístico. Hay entrenadores que brillan en esta área, como Klopp. Y Johan Cruyff ha sido otro.

-En el caso de los jugadores, ¿qué parámetros deben tenerse en cuenta para formar un futbolista creativo?
-Sobre todo, poner al jugador en aprietos cognitivos para que tenga que hurgar en la resolución de problemas. Hacer que disfrute del acto creativo; que no lo sienta como una carga, sino como un disfrute. Eso incluye permitir mucho el ensayo y el error, y sobre todo la tolerancia al error. En ese marco de cuatro o cinco variables y características, es mucho más probable formar un jugador creativo. Claro que esto debe ser fogoneado y movilizado desde pequeño. Cuanto más grande es un futbolista y más se acerca al alto rendimiento, resulta más difícil permitir este tipo de exploración. Ese terreno debe ganarse en las etapas formativas, especialmente en la infancia.

-¿Y vos notás que en los clubes del país se trabaja desde las infantiles y las inferiores para formar jugadores creativos?
-Para darte esa respuesta tendría que conocer en profundidad la realidad de cada uno de los clubes y es imposible abarcar a todos. Sí, tengo claro que ciertos modelos de trabajo que traemos mediante tradiciones son relativamente más fáciles. Driles, ejercicios, repeticiones, automatismos… Todo ese trabajo repetitivo, si bien tiene aportación al juego, es mucho más fácil de implementar que toda esta área vinculada a la estimulación cognitiva con implicancia total del futbolista. Cada día se trabajará mucho más en esta dirección.

-¿Hay una nueva generación de técnicos argentinos que se da cuenta de que con las viejas herramientas ya no alcanza? ¿Quiénes marcan ese camino?
-Sí, por supuesto, las camadas que van surgiendo aparecen con nuevas propuestas. Es un poco el ciclo evolutivo. La innovación, en general, surge de los jóvenes, porque son los que irrumpen. ¿Nombres? Preferiría evitarlos. Sí, insisto con que los innovadores de hoy serán, con mucha probabilidad, los tradicionalistas del mañana. Es un bucle que se repite de forma indefinida.

-Hace unos días elogiabas a Miguel Russo por su simpleza en el modelo de juego, la táctica y el mensaje. Al margen de la innovación y la creatividad, ¿cuánto vale la simplicidad en el liderazgo de un entrenador?
-Vale mucho, porque los que no tenemos tanto talento, hacemos complejas las cosas simples. En cambio, los talentosos simplifican la complejidad, dejándola a su más mínima expresión para que el jugador pueda entenderlo y llevarlo adelante. Pero esa simplicidad es para su equipo, y no para el rival. Esto tiene que ver también con las épocas que vivimos. Son tiempos muy sobrecargados, complejos, imprevisibles, con mucha incertidumbre. Entonces, todo lo que uno pueda simplificar en su mochila, será una ventaja para adaptarse más rápido a los cambios que vienen sobreviniendo a la historia de la humanidad. Y ni hablar los que aparecen en el Siglo XXI.

 

 

 

Comments are closed.