Cuenta conmigo

A un toque

Written by:

Views: 652

Ahí, en el planeta futbolero, es el hombre con la sonrisa más ancha. Su semblante devuelve alegría con la bola en los pies o con un grito de gol. Y en las últimas horas, su eterna satisfacción se potenció fuera de una cancha. En un gesto solidario, Ronaldinho visitó a los heridos de la matanza ocurrida en una escuela de Río de Janeiro. El delantero de Flamengo estuvo con cuatro jóvenes que se recuperan de la masacre protagonizada por un ex alumno del colegio. Los chicos disfrutaron de la visita de Dinho, que les regaló huevos de Pascua y dejó una promesa: entrar con ellos al césped cuando reciban el alta. Un crack.

Comments are closed.