Tomala vos, dámela a mí

A un toque

Written by:

Views: 873

“El City tiene un estilo que permite conseguir resultados”, opinaba Manuel Pellegrini en la sala de espera para el cruce contra Barcelona”. “La mejor manera de ganar mucho es jugar, tener posesión y atacar. Al menos, la más razonable”, subrayaba el DT en la entrevista con el diario El País. Pues bien, nada de eso se vio en su equipo durante el primer tiempo. Sí, en los dirigidos por Luis Enrique. Fueron prolijos en el control de la pelota, pacientes en el pase y efectivos en los últimos metros. El segundo gol de Luis Suárez en el Etihad Stadium resultó el ejemplo perfecto. Salvo el arquero Ter Stergen, el cuero redondo pasó por todos los jugadores blaugranas. En total, fueron 25 pases. Nada más, nada menos. La conexión entre Messi y Alba le dio el sprint final al ataque. Y el balazo goleador de Suárez significó, en definitiva, el broche soñado de la jugada.

Comments are closed.