Y la palabra se hizo pelota

Literatura hecha pelota

Written by:

Views: 729

Son 14 personalidades de distintos ámbitos culturales. Y cada una, con el mismo sonido en su inconsciente. El sonido del cuero redondo que va de acá para allá y diagrama momentos trascendentales de su vida. Ahí está Eduardo Sacheri, a quien el fútbol le dio una bocanada de satisfacción en medio de la tristeza por la muerte de su padre. También el filósofo Tomás Abraham, que dice transformarse y quedarse en un rincón de su casa cuando la Selección juega un partido importante. Y la Mona Giménez, símbolo del cuarteto cordobés, que pone stop a la música y habla de su pasión por Belgrano.

De eso se trata La palabra hecha pelota, el libro del periodista Alejandro Duchini. En tono distentido, el periodista mantiene largas charlas con Hernán Casciari, Osvaldo Bayer, John Carlin, Pablo Alabarces, Teté Coustarot, Ariel Scher y Juan Sasturain, entre otros protagonistas, que se sueltan y dan detalles de su relación con este deporte. Dice Casciari: “Utilizamos al fútbol como excusa para hablar de otras cosas”. Y en las páginas del libro, recuerda la soledad y el llanto inevitable cuando Racing fue campeón, en 2001, y él no estaba en la Argentina para abrazarse con su papá, que lo hizo de la Academia.

libroduchini

“Maradona no es un genio, pero es genial. Y cada vez siento más simpatía por él y menos por Messi. Pero no lo voy a comparar con Maradona. Una vez me preguntaron por Maradona y dije que ‘juega casi tan bien como Messi’. Odio a los que no permiten que nazca gente, porque viven del pasado”, asegura Tomás Abraham. Sasturain, por su parte, revive sus años de futbolista hasta que una lesión lo llevó al periodismo. Siempre con Boca como telón de fondo. Y Scher habla de literatura pura, de las lecturas que lo marcaron y del amor por los libros, algo heredado de sus padres.

Cada personaje le vende un gambeta al ridículo y se relaja a pleno. Con la pelota en sus pies, habla de lo más íntimo. Y deja en claro, en definitiva, que el fútbol es un deporte… y muchas palabras.

 

Comments are closed.