Las manos de Dios

A un toque

Written by:

Views: 791

Pasan las horas y la película del Mundial 2014 aún devuelve dos escenas eternas de Keylor Navas. Una de ellas, sus rezos en la línea del arco -con los brazos abiertos y los ojos incrustados en el cielo- antes de cada partido. Y la otra, su vuelo frenético para tapar el penal de Theofanis Gekas en la definición contra Grecia. Las manos del arquero de Costa Rica firman, entonces, gran parte del pase a los cuartos de final. Se lo ve festejar con sus compañeros. Degustar este momento glorioso de los Ticos. Y sostener, por supuesto, sus convicciones religiosas: “Hablo con Dios y le pido que me ayude. Le digo que todo lo que voy a hacer en el partido es para su gloria. Le pido que me ponga un ángel a cada lado, en cada poste, y que esté detrás mío para que todo salga bien. Me aporta confianza, tranquilidad. Si he llegado hasta la cancha es porque Él lo quiso y lo disfruto al máximo”. Navas deja en claro su creencia espiritual. Poco le importan los rezos de algunos hinchas por sus rezos. En su camino de fe, el arquero de Levante también colabora con una asociación bautista que ayuda a personas desfavorecidas en Valencia y realiza acciones solidarias. Y cada día, a la hora de la lectura, elige su libro de cabecera. ¿Cuál? La Biblia, con la que disfruta de su pasaje favorito: “¿Acaso yo busco la aprobación de los hombres o la de Dios? ¿Piensan que quiero congraciarme con los hombres? Si quisiera quedar bien con los hombres, no sería servidor de Cristo”.

Foto de Quinn Rooney/ REMOTE/Getty Images South America) / Vía Zimbio

Foto de Quinn Rooney/ REMOTE/Getty Images South America) / Vía Zimbio

Comments are closed.