La bandera idolatrada

A un toque

Written by:

Views: 829

Por Santiago Tuñez

Hubo una tarde en que el sentimiento fue mucho más sentimiento. La pasión por una camiseta se hizo abrazos, cantos, gritos. Y por primera vez, pudo contarse en cifras. Los pedazos de tela unidos en la máquina de coser llegaron a los 7.829 metros y pesaron 2.500 kilos. La bandera futbolera más grande del mundo. La bandera idolatrada. Unos 130 mil hinchas de River la llevaron en sus hombros y recorrieron más de dos horas hasta el Monumental. Cámara en mano, Federico Peretti grabó la caravana interminable. También filmó 15 horas sobre el proceso de confección del trapo. Y a esas imágenes le adhirió las palabras de símbolos eternos del club. La edición del material le dio forma a Esos colores que llevás. Una película con sentido de pertenencia. A un año de aquella marcha, y con la cinta en las pantallas de todo el país, el cineasta infla el pecho con orgullo por el documental y conversa con De Fútbol Somos.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=EFP0AkT0g94]

Esos colores que llevás es un proyecto personal. ¿Cuándo decidiste realizarlo y qué características tuvo el proceso de filmación?
-Para ser sincero, fue un proceso bastante intenso, pero a la vez fluido porque arrancó lentamente, sin pensar que iba a convertirse en lo que finalmente fue: una película. Me contactaron los chicos del Frente Angel Labruna para que les diera una mano con un spot para viralizar la convocatoria del evento, y a medida que pasaron los días me entusiasmé con la propuesta. Tuve la posibilidad de estar en lugares donde no iba la prensa, como los procesos de costura, la donación de telas, y el sábado anterior a la caravana donde se terminó de unir el trapo, midió con el escribano y se terminó de dar forma como la bandera más larga del mundo. Después del 8 de octubre me puse a pensar que todo el mundo había conocido el evento, y lo que había pasado en las calles de Buenos Aires, pero pocos habíamos tenido el privilegio de estar presentes en las etapas anteriores. Y como hincha de River, me parecía justo, por así decirlo, que todos los otros pudieran ver esas imágenes que pasaron a tener un valor testimonial histórico. Por eso, pensé en hacer la película. Pero esa idea, de hacer una película como tal, recién surgió caminando la caravana del 8 de octubre.

-Al haber sido una película que surgió desde tus ganas y sin presupuesto, ¿cuáles fueron las dificultades que tuviste que superar?
-El tema del presupuesto fue la mayor dificultad. No desde la inversión, porque cuento con cámara, los lentes y la isla de edición, pero sí desde el tiempo. Para poder dedicarme esos diez meses a hacer la película, tuve que dejar prácticamente todos mis trabajos en publicidad, que es de lo que vivo, y abocarme enteramente al film. Y eso hizo que la vida, en ese tiempo, fuera bastante difícil porque muchas veces no tenía plata para pagar ni las expensas. Pero ahí entró el tema de la pasión.

Pienso que si River no hubiera estado involucrado en el proyecto, no hubiese podido seguido adelante”, comenta Peretti a un año del estreno de la bandera.

-Después de la marcha del 8 de octubre, hiciste más de 70 entrevistas con hinchas y símbolos de River como Francescoli y Ortega. ¿Qué mensaje buscaste construir en esos testimonios?
-Quería era que el mundo River, sean los chicos que cosieron la bandera, o los grandes ídolos, nos contaran cómo vieron el evento. Desde los chicos de Zárate, que no sabían coser y aprendieron para dar una mano en el proyecto, hasta Amadeo Carrizo, que no se esperaba tamaña muestra de afecto por parte de la hinchada, todos me parecen testimonios muy válidos para construir el relato. Y lo que me gusta de la película es que todos son importantes para la historia: Francescoli, que hizo muchísimos goles, o los voluntarios que ayudaron con su esfuerzo a subir la bandera al camión. Todos tienen una gran pasión por el club, y de una u otra manera ayudaron en este evento histórico.

federico peretti y el beto

Federico Peretti, junto con el Beto Alonso, en el estreno de la película en el Luna Park.

-Y de las notas con ex jugadores del club, ¿cuál fue la que más te emocionó?
-Todas tuvieron su parte emocionante, porque lo que pasa con el cine, a diferencia de la nota periodística que busca el comentario sobre la actualidad deportiva, o sobre tal o cual hecho político o social de la vida del club, tiene un tiempo más para la reflexión. Entonces, los protagonistas se relajan un poco más y las emociones brotan. Pero si tuviera que elegir una nota, sería la del Beto Alonso. Que el ídolo cuente que el día que se muera quiere que lo velen en el centro de la cancha, y que quiere que cada hincha le regale una flor como una especie de testamento en vida, me pareció algo increíble.

¿Cuáles fueron las repercusiones después del estreno con 12 mil personas en el Luna Park?
-Increíbles, mucho más de lo que me hubiera esperado. Desde el lado de River y el fútbol, quizá no sorprenda tanto ese número de espectadores. Pero desde el lado del cine independiente, y más siendo un documental, es algo gigante. Entonces, que todos los diarios hagan sus críticas, que los medios comuniquen el evento y que la gente se interese porque la película vaya a su ciudad, es algo enorme para mí. Realmente nunca me lo hubiera imaginado.

-¿Y qué comentarios recibiste cuando Esos colores llegó a salas de diferentes partes del país?
-Muy buenos, y eso también me sorprendió. Pensé que mucha gente lo iba a tomar como partidario, o que si no eran de River no se iban a interesar, pero fue muy loco escuchar comentarios de gente de otros cuadros que igualmente se emocionaban con lo que “estos locos” habían hecho. Creo que es una historia que puede aplicarse a la vida de cada uno, que cuando se hace con pasión todo se puede lograr, y eso está muy bueno. Y las veces que tuve la oportunidad de acompañar las proyecciones y ver a las personas emocionadas durante y después de verla, es algo que no tiene precio. Como hincha, porque lo sienten como yo, y como cineasta, porque algo llegó al corazón a las personas.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=UriPWVipuiU]

-¿Es una película exclusivamente para hinchas de River?
Como te decía recién, creo que no, porque habla mucho de la pasión del argentino por el fútbol. Obviamente un hincha fanático de la contra no lo va a poder soportar, pero cualquiera que se pueda despegar de eso, y se centre en esta historia de un grupo de hinchas apasionados, la va a poder disfrutar.

-¿Cómo viviste el día de la marcha? ¿Qué sensaciones te quedaron como hincha de River?
Como hincha me quedé con ganas de cantar más, y de vivirla más como hincha. Pero ese mismo día empecé a darme cuenta que iba a hacer una película, y tenía que redoblar esfuerzos para ir con mi cámara de acá para allá y registrar la mayor cantidad de material posible. Entonces no la pude disfrutar tanto como hubiera querido. Pero sirvió para dejar el testimonio visual de lo que ese día viví, y eso me pone muy contento.

-¿La película es, en definitiva, un sueño cumplido?
-Sin dudas, y un sueño que jamás me hubiera imaginado. ¿Hacer algo que puedan ver todos los hinchas de River? Era algo completamente impensado para mí. Creo que recién el día de las proyecciones en el Luna Park caí en cuenta de eso, y fue una de las mayores alegrías de mi vida.

Comments are closed.