Hablemos de fútbol

Al ángulo

Written by:

Views: 872

Por Santiago Tuñez

“Borrador de proyecto para la Asociación del Fútbol Argentino”. Así se tituló el documento que Marcelo Tinelli les entregó hace un mes a un grupo de dirigentes de clubes. En las 65 páginas, el proyecto del animador televisivo proponía “el desafío y el sueño de encaminar una AFA sustentable, fuerte, participativa, solidaria, comprometida, inclusiva, profesional, jerarquizada, transparente, abierta y con visión de futuro”. Palabras de linda melodía para los oídos y pensamiento lógico en un fútbol nuestro que desarma y sangra en su vida diaria.

Pasaron los días y la plataforma de Tinelli parece haber quedado en el archivo. Tanto el vicepresidente de San Lorenzo como sus voceros eligieron enfocar su interés en el pacto con Luis Segura y el fuego cruzado por el movimiento de piezas en el Consejo Federal. Detrás de esas escenas, también se preocuparon por las cuentas de la AFA, la revisión del contrato del Fútbol para Todos y la estrategia de marketing para atraer nuevos recursos. “Debemos explotar un poco más la marca Messi, que eso nos traiga más sponsor y más ingresos. Es el mejor jugador del mundo”, apuntó el conductor.

¿Y de fútbol? Poco dijo Tinelli. De los 11 puntos en su proyecto, dedicó uno para los campeonatos y otro para los juveniles. Nada más. “Hay que consolidar torneos sustentables, competitivos y previsibles que permitan planificar proyectos deportivos/institucionales a mediano y largo plazo, y que resguarden la inversión de los clubes”, propuso el conductor sin ampliar detalles. Y sobre las selecciones menores, planteó “desarrollar un plan de reestructuración a nivel nacional de mediano y largo plazo, coordinado por AFA al estilo Bundesliga”.

Las palabras quedaron en el papel y no volvieron a ser mencionadas por Tinelli y sus voceros. La prioridad fue la rosca política en la Casa Rosada, los bunkers de los candidatos a presidente y las oficinas de la AFA. Con la Selección subcampeona en el Mundial de Brasil y la Copa América de Chile, nada se sabe sobre qué estilo de DT preferirá Tinelli en caso de ganar las elecciones de AFA. Tampoco acerca de si Humberto Grondona tendrá lugar en la estructura de los juveniles o habrá renovación de nombres. Y si esa renovación llegará con protagonistas cercanos a los dirigentes, o con una elección de proyecto, tal como ocurrió con José Pekerman.

Ya lo dijo el Flaco Menotti en su columna de Canchallena. “Estamos ante la oportunidad de modificar el modelo que ha venido imperando desde hace décadas”. Es momento, entonces, de hablar sobre un tema con poco espacio en la agenda de Tinelli y la AFA. Hablemos de fútbol.

Comments are closed.