Conmigo no cuenten

A un toque

Written by:

Views: 758

La muerte de Julio Grondona fue un punto de unión para la clase política y el fútbol nuestro de cada día. Las dos partes tocaron de primera y con calidad hacia la figura del ex presidente de la AFA. Dijo el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich: “Es necesario reconocer su trayectoria y los resultados que han otorgado el prestigio que tiene hoy el fútbol argentino. Lo mismo que su rol preponderante en la FIFA y las inversiones en el predio de Ezeiza”. En esa línea, también se expresó Marcelo Tinelli, vicepresidente de San Lorenzo: “Iba a dormir a su casa cuando era chico con su hijo Humberto, le quiero mandar un beso grande a toda su familia. Una persona que me dio muchísimo cariño y apoyo, lo quería muchísimo”. Desde el seleccionado argentino, se sumó Lionel Messi. “Día muy triste para el fútbol, para toda la Argentina y para mí”, señaló horas después del fallecimiento por una insuficiencia cardíaca. Y hasta el Flaco Menotti, crítico de la gestión del dirigente en los últimos tiempos, agregó palabras de elogio: “Trabajamos muy bien juntos, respetó mi proyecto. Era un hombre de fútbol, un dirigente muy hábil, con potrero”. Sin embargo, hubo un jugador que se diferenció del resto. ¿Quién? Patricio Rodríguez. El ex Independiente, que la temporada pasada jugò en Estudiantes y por estos días regrsó a Santos, evitó dejar su adhesión ante la muerte de Grondona. Y en 140 caracteres, dejó un mensaje directo. Contundente.

 

Comments are closed.