Vasos vacíos

Al ángulo

Written by:

Views: 1056

Angelici, junto con Tevez y el presidente de Juventus, Andrea Agnelli, en su viaje a Italia.

Angelici, junto con Tevez y el presidente de Juventus, Andrea Agnelli, en su viaje a Italia.

Por Santiago Tuñez

El pase de Cagna abrió espacios y Guillermo Barros Schelotto dejó su trazo por el costado derecho, su hábitat natural en el césped. Movió los ojos y soltó el centro atrás con aroma a gol. Lo recibió Tevez y la definición dejó su autógrafo en la red. Fue el 2 a 0 contra Bolívar en la final de la Copa Sudamericana, el gol del título, la despedida de Boca luego de su venta millonaria a Corinthians. El grito de Carlitos se escuchó el 17 de diciembre de 2004, hace ya diez años, y llega a estas líneas días después de su reunión con Daniel Angelici. El presidente xeneize viajó a Italia para empezar la cocción del regreso de Tevez a mediados de 2015. Y sólo pudo prender el fuego unos segundos. Nada más.

“Tengo dos años de contrato con Juventus y pienso quedarme acá”, aclaró el delantero después de la foto. El principio de la operación fue sólo eso: una foto, repercusión momentánea en los medios y vuelta a la realidad de otro año frustrante en la gestión de esta CD. Con viento de cola en los caminos del fútbol, el goleador volvería recién al final de la temporada europea de 2016. El mandato de Angelici terminará en diciembre de 2015 y aún no confirmó si irá por una reelección, que, por lo pronto, asoma arriesgada y en un contexto desfavorable. Cuesta entender, entonces, la movida craneada para acercar a Tevez al club. Sólo se justifica desde la desesperación por hablar de algún tipo de avance en su mandato. A tres años de haber asumido como presidente, nada tiene mostrar en la mesa de cierre de 2014. Apenas vasos vacíos.

Comments are closed.