Te lo suplico, Señor

A un toque

Written by:

Views: 788

Tenía 29 años y un currículum de varias hojas en los mundiales. La primera se había impreso una tarde de 1982, en España, con un estreno frustrante ante Bélgica. Y de ahí en más, su foja de servicio le hizo espacios a momentos inolvidables. Se destacaron, por ejemplo, sus primeros goles Hungría, después de aquel paso negativo en el Camp Nou. También, sus siete producciones de alto vuelo, cuatro años más tarde, en tierra mexicana. La tarde definitiva, en el tablero verde del Azteca, se lo vio coronado de gloria. La fotografía sublime de su carrera. Y en Italia ’90, dejó su trazo en una corrida y una asistencia fantástica a los botines de Caniggia.  Una colección de momentos gratos. De ahí, entonces, puede entenderse este gesto en la final contra Alemania. Pocas veces, Diego Maradona se había sentido tan arrinconado con la Selección. No había salida a la presión de Matthaus y cía. Y antes del penal polémico, el Diez soltó esta súplica sincera. Honestamente bruta.

Maradona90

Foto Simon Bruty/Allsport vía Zimbio.com

Comments are closed.