Cholo Simeone Tag Archive

A un toque

Primero, fueron unas líneas de fiebre causadas por un cólico nefrítico. Más tarde, los chequeos, controles y una ecografía revelaron un tumor maligno de tres centímetros. Estaba enquistado en el riñón. Germán Burgos quiso retener la pelota, atajar contra Mallorca y, el día después, someterse a la cirugía. El contraataque de los médicos y de Luis Aragonés, DT de Atlético de Madrid en aquellos tiempos, frenó ese deseo. “Se opera ya”, le ordenaron. La cicatriz de 35 puntos, en el costado izquierdo del abdomen, es uno de los recuerdos de aquella intervención. Continue Reading

Written by:

Views: 26

Read More

Mano a Mano

Junio 2005. Los colores del alma pintaban su cuerpo en el anochecer de su vida de futbolista. Cholo Simeone corría por el césped vestido de celeste y blanco y la cinta de capitán adherida al brazo. Ya no eran tiempos en la Selección. La escena ocurría en Racing, el equipo del corazón al que alentaba con su papá y al que había elegido para despedirse de la pelota. El adiós se acercaba y el guerrero preparaba su reposo. Y de a poco, comenzaba a latir su versión de entrenador. Lo demostraba en esta entrevista con Matías Martin para el primer número de la revista Un Caño. Ya tenía los conceptos claros y se preocupaba por cómo le transmitiría su autógrafo a un plantel. Más de diez años después, puede decirse que cristalizó esa misión. Atlético de Madrid lleva el tatuaje de Simeone. Pasen por el archivo y viajen al pensamiento de aquel DT que ya aceleraba los motores. Continue Reading

Written by:

Views: 35

Read More

Palabras mayores

Navidad de 2011. Cholo Simeone acomoda su cuerpo en el asiento, abrocha el cinturón y vuela hacia Madrid con la energía de siempre. Lo espera el Atlético, su lugar en el mundo en la Liga española. Los números en rojo parecen tentarlo hacia el aterrizaje. Quiere tomar el control del equipo colchonero y ponerlo en las mejores pistas. Cuatro años después, se siente más que satisfecho. En su currículum relucen cinco títulos: la Europa League y la Supercopa de 2012, la Copa del Rey de 2013, la Liga de 2014 y la Supercopa del mismo año. Continue Reading

Written by:

Views: 14

Read More

Mano a Mano

Por Santiago Tuñez

“Cuando venís de un barrio humilde cuesta todo el doble, porque todos te dicen que vas a ser un drogadicto o terminar en la cárcel. Pero demostré que no es así. Hay gente pobre que es honesta y sale adelante”. Ángel Correa entiende de qué se trata vigorizar el ánimo ante los prejuicios, gambetear al dolor y celebrar la vida. Tenía 10 años cuando perdió a su padre y, poco después, a su hermano. A esos golpes le siguió una afección cardíaca descubierta apenas aterrizado en Atlético de Madrid. Un golpe terrible al carácter de cualquier mortal. Continue Reading

Written by:

Views: 28

Read More

Fe, suerte y coraje

A un toque

Dice estar tranquilo por la marca que dejó en celeste y blanco. No habla de títulos, tampoco de partidos alojados en el inconsciente colectivo. Nada de eso. Diego Simeone asegura que su huella en la Selección fue haber acelerado de principio a fin. “No paré. Y jamás me voy a arrepentir. ¿Quién me aseguraba que si me tomaba vacaciones iba a jugar bien? Nadie. Primero jugué la Copa América del ’91. Después me quedé fuera de los Juegos Olímpicos ’92; entonces ahí sí, en julio fueron mis únicas vacaciones. Luego vinieron la Copa América ’93, las Eliminatorias de ese año, el Mundial ’94, la Copa América ’95, los Juegos Olímpicos ’96, las Eliminatorias ’97, el Mundial ’98, la Copa América ’99, las Eliminatorias 2000 y el Mundial 2002“, cuenta el técnico de Atlético de Madrid en el libro Por amor a la camiseta. Y en ese viaje sin escalas, hay un gol que define el ADN de Simeone. Fue contra Colombia, en la primera fase de la Copa América ’93. Cholo, que dos años antes le había convertido en Chile, se levantó y anduvo después de un choque con Oscar Córdoba. Y desde un ángulo complicado, le dio el mejor destino a la pelota. Un grito que retrató su eslogan. Aquel de que “en el fútbol, como en la vida, hay que tener tres cosas: fe, suerte y coraje”.

 

   

Written by:

Views: 17

Read More

La huella de Simeone

De perfil

“En el fútbol, como en la vida, hay que tener tres cosas: fe, suerte y coraje”. El eslogan preferido de Diego Simeone resultó incompleto en su estreno con la Selección. Destiló confianza y sudó los colores, pero el destino siguió de largo. Aquel 14 de julio de 1988, la Argentina perdió contra Australia 4 a 1 en Sidney y vivió una de las peores derrotas en el ciclo de Bilardo. Esa frustración, sin embargo, no le puso freno a su deseo de diseñar una ruta exitosa en celeste y blanco. Y tampoco lo golpeó la ausencia en Italia ’90. Durante 14 años, el Cholo se dio el gusto de jugar tres mundiales, obtuvo dos copas América y dejó su nombre entre los futbolistas que más veces salieron a escena con el seleccionado. En total, jugó 106 partidos, por lo que pisa el tercer lugar, detrás de Javier Zanetti y Roberto Ayala. Simeone miró con satisfacción esa cifra, el cuchillo entre los dientes en cada duelo, pero eligió destacar otra huella de identidad, tal como expresó en el libro Por amor a la camiseta.

Foto de la revista El Gráfico.

Foto de la revista El Gráfico.

Continue Reading

Written by:

Views: 21

Read More

Capitán de mar y guerra

A un toque

Las calles de la capital española devuelven aroma de derby. Juegan Real Madrid y Atlético de Madrid en el Santiago Bernabéu. Será su primera lección de honor tras la final de la Copa del Rey jugada en mayo pasado. El Colchonero bebió esa noche el champagne de la gloria y, desde el banco, Cholo Simeone paladeó su tercer título en el club. Ya había degustado la Europa League y la Supercopa de Europa en 2012. Hoy, su equipo es uno de los líderes de la Liga, junto con Barcelona, y se planta firme en el combate por el título. Todo lo contrario a lo que ocurría en diciembre de 2011, cuando se alejó de Racing y llegó a Madrid. Atlético estaba décimo en el torneo local y venía de ser eliminado en la Copa del Rey. No encontraba las coordenadas en las aguas. Simeone se hizo cargo del timón y soltó algo más que decisiones tácticas. Su discurso de liderazgo infló el carácter del plantel. Creció el ánimo. La convicción por animarse a más. Un manual de estilo ganador descrito por el propio Cholo en el libro El efecto Simeone, la motivación como estrategia. Pasen y lean.

El liderazgo dentro de un grupo no se elige. Vos no decidís que querés ser el líder de un equipo. Es el propio equipo el que te sigue porque vos tenés una serie de características que te diferencian del resto. Ese es mi caso. No trato de buscar ese liderazgo dentro de un grupo. Sé que lo tengo. No se puede entrenar, es natural, se da, y no hay que pensarlo más”.

“Desde chico ya mostré una gran capacidad para asumir responsabilidades. SIempre era capitán de los equipos en los que jugaba. Puede que estuviera predestinado para ejercer una labor de conducción de grupos, de persona con soluciones para gestionar personas y convencerlas de la benevolencia de mis ideas”. Continue Reading

Written by:

Views: 18

Read More

Embriague táctico en Madrid

A un toque

Por Geoff Israel Hernández

Llegar es mejor que estar. La vida y el fútbol se tratan de eso; de olfatear el territorio específico donde manará la gloria y esperar sólo el viento recio de la grandeza para atraparlo, darle de volea con la derecha, y recoger el balón de las redes igual como lo hizo David Villa. El hombre de los 327 goles, el mismo que vale humillantes cinco millones de euros. El Atlético es un equipo distinto. No común. Una maquinaria perfectamente orquestada cuya principal característica es conocer al detalle todas sus virtudes, y explotarlas al máximo sin sacar del anaquel mental las falencias y los errores. Simeone reta de forma constante a la esencia del fútbol actual, diciendo que no es necesario tener la pelota para ganar y tiene una razón que asusta. Cierto. No ganó el Atlético en el marcador, pero la idea del técnico colchonero estremeció al Barcelona y lo arrojó al embudo de la incapacidad. Lo tiró contra las cuerdas y supo eclipsar a los gerentes de la zona media, obligándolos a alejarse de los finalizadores.

AtleticoBarcelona

Tata tiene trabajo por delante. Barcelona pintó un flashback de la era Vilanova, ese conjunto de magos peleando con la varita esférica que no consiguen el modo ni la forma para martillar los edificios defensivos plantados por rivales inteligentes. Un sistema táctico de 4-5-1, ese fue el regalo de bienvenida de Simeone. Un triángulo defensivo que rotaba al ritmo de las posesiones estériles y eternas del Barcelona. Iniesta no existió, Xavi cayó en las redes tejidas por el trivote y Alexis se partía el alma haciendo el trabajo de desmarques de ruptura y asociación, cual llanero solitario. Partido enorme del chileno. La ineficiencia en desmarque de los interiores blaugranas facilitaba el trabajo sucio del Atleti. Alves corrió como loco. Alba también. Diego Costa sonreía y se aprovechaba de esto, secuestrándole las espaldas y marcando diagonales filosas que metían en aprieto a Masche y a Piqué. Él solo fue un huracán. Continue Reading

Written by:

Views: 15

Read More