Carlos Liscano Tag Archive

No te olvidés

Por Gabriel Tuñez (@gabtunez)

El aviso, como siempre, llega en papeles apenas visibles, en susurros, en golpes precisos y comprensibles a las paredes. Los convocados sabrán qué hacer cuando salgan al recreo. No hay camisetas que los diferencien, no hay césped que pisar, no hay redes en los arcos de madera. No habrá otro partido allí, a 50 kilómetros del estadio Centenario, cuyas luces, como en la canción de Jaime Roos, resaltan a lo lejos en las noches de Montevideo. Continue Reading

Written by:

Views: 95

Read More

El último partido en Libertad

Al fondo de la red

Carlos Liscano, protagonista de aquel partido antes de ser liberado, es hoy el director de la Biblioteca Nacional de Uruguay. Foto de La Diaria.

Carlos Liscano, protagonista de aquel partido antes de ser liberado, es hoy el director de la Biblioteca Nacional de Uruguay. Foto de La Diaria.

Por Gabriel Tuñez (@gabtunez)

“Alguien decidió, hace cinco días, organizar el último partido en el Penal de Libertad antes de la liberación. Yo he jugado al fútbol desde niño, también todo los años en la cárcel. Estuve fracturado y enyesado muchas veces. No quería jugar ese partido, no quería que ocurriera nada antes de salir. Pero era un deber despedirse jugando al fútbol”. (Fragmento de El furgón de los locos, de Carlos Liscano)

____________________

El aviso, como siempre, llega en papeles apenas visibles, en susurros, en golpes precisos y comprensibles a las paredes. Los convocados sabrán qué hacer cuando salgan al recreo. No hay camisetas que los diferencien, no hay césped que pisar, no hay redes en los arcos de madera. No habrá otro partido allí, a 50 kilómetros del estadio Centenario, cuyas luces, como en la canción de Jaime Roos, resaltan a lo lejos en las noches de Montevideo.

Los presos políticos de la dictadura uruguaya se encontraban, en su mayoría, aislados del resto de la población carcelaria del penal de la ciudad de Libertad. Habían sido llevados desde diferentes prisiones, cuevas húmedas, oscuras y compartidas con ratas y cucarachas. Habían pasado los últimos 12 años de vida, si así se le podía llamar, entre la locura, los golpes, las torturas, el hambre y la ausencia. Escuchando las constantes voces que surgían de la mente, atormentándolos, lastimando los mejores recuerdos. Continue Reading

Written by:

Views: 966

Read More