Sin fronteras

A un toque

Written by:

Views: 858

Más de 3.300 kilómetros de distancia las separan en el mapa de la aldea global. Y sus diferencias en la vida diaria son más profundas que ese trecho. En la Franja de Gaza, unas 100 mil personas están sin hogar y casi la mitad habita las escuelas de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos. La mayoría no tiene acceso a las redes de agua y sufre cortes de luz de 18 horas, cuando quedan pocas semanas para el comienzo del invierno. Una realidad lejana a la de España, donde el Gobierno se enfoca en la lucha contra el ébola. Nada parecen tener en común ambas escenografías. Sin embargo, hay algo que los une en estas horas. Un cuero redondo, dos equipos, la pasión por un clásico eterno. Se consume la sala de espera rumbo a la lección de honor entre Real Madrid y Barcelona. Y en la Franja de Gaza, el sentimiento late tanto como en Madrid y Cataluña. Lo asegura David Ruiz de la Torre, uno de los periodistas con más millas en el mundo. El autor del libro Fútbol que estás en la Tierra. Dice a De Fútbol Somos. “Para muchísimas personas en todo el planeta, este juego se ha convertido en una especie de nueva fe. En Gaza, es una pasión irrefrenable desde todo punto. No desmerece en nada a cómo se lo vive Argentina, Brasil, España, Italia o Inglaterra”. Y resume en ese sentido: “Para mucha gente en esas tierras, un Barça-Madrid es el más dulce bálsamo frente a su trágica existencia, marcada por la presencia militar israelí permanente y su imposibilidad de traspasar ese muro de 753 kilómetros que los rodea”.

gazafutbol

 

Comments are closed.