Pase profundo (por Alastair Reid)

Literatura hecha pelota

Written by:

Views: 803

Hay partidos que quedan registrados por siempre en el inconsciente de los futboleros. El calendario perfora los años y las imágenes de ese duelo son eternas. Ni hace falta apretar play en el DVD. Uno de esos duelos ocurrió en el Mundial de 1986. Fue el cruce entre Francia-Brasil. Goles, lujos y emoción decoraron este choque. Tanto, que el poeta escocés Alastair Reid lo definió como el juego ideal. El mejor ejemplo de que el fútbol puede correr los límites de una cancha. Y tener valores culturales. Nada más. Nada menos.

Si un marciano preguntase qué es el fútbol, un vídeo del partido entre Brasil y Francia por Mundial de México 1986 lo convencería de que se trata de una elevada expresión artística”.

Comments are closed.