Oh visto Maradona

A un toque

Written by:

Views: 789

“Al amanecer, doña Tota llegó a un hospital de Lanús. Ella traía un niño en la barriga. En el umbral, encontró una estrella, en forma de prendedor, tirada en el piso. La estrella brillaba de un lado, y del otro no. Esto ocurre con las estrellas, cada vez que caen en la tierra, y en la tierra se revuelcan: de un lado son de plata, y fulguran conjurando las noches del mundo; y del otro lado son de lata nomás. Esa estrella de plata y de lata, apretada en un puño, acompañó a doña Tota en el parto. El recién nacido fue llamado Diego Maradona”. Lo escribió Eduardo Galeano, en el libro Bocas del tiempo. Y en el cincuentenario del Diez, es la introducción elegida para este recorrido fotográfico. Imágenes de un nombre instalado en paredes, altares y gigantografías. La leyenda continúa…


Comments are closed.