Nunca más

A un toque

Written by:

Views: 784

“Nie wieder”, sostuvo el presidente de la Liga alemana de fútbol, Reinhard Rauball. “Nie wieder”, pidieron los nombres principales de los equipos. “Nie wieder”, se escuchó en los estadios de la Bundesliga. El planeta redondo dijo Nunca Más a 70 años de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz. “El racismo, la discriminación y la xenofobia no deben tener lugar en nuestra sociedad. No podemos olvidar el pasado, jamás”, subrayaron los protagonistas del fútbol germano. Y en ese pasado, está el recuerdo de Julius Hirsch, el primer judío en jugar en el seleccionado alemán. Un héroe futbolístico que disputó los Juegos Olímpicos de 1912 y, después, se alistó en la Primera Guerra Mundial. De allí regresó con honores y lo condecoraron con la Cruz de Hierro. Aunque el régimen de Adolf Hitler le borró el cartel de símbolo. Fue el comienzo de su persecución y la de miles de judíos. “Quiero que quede claro el daño que nos está haciendo la nación alemana a un conjunto de personas decentes que hemos demostrado nuestro cariño a este país, incluso dando nuestro sangre por él”, escribió antes de huir a Francia con su familia. Al final, fue detenido por la Gestapo y enviado a Auschwitz en 1943. El héroe, a esa altura, ya era invisible. Murió tiempo después, en una fecha sin determinar. Y desde 2005, la Liga alemana entrega el premio Julius Hirsch a los hinchas que se hayan destacado por su lucha contra el racismo y discriminación. El mejor homenaje.

 

Comments are closed.