LULA, BOLSONARO Y CÓMO SE VIVIÓ LA CAMPAÑA EN EL FÚTBOL BRASILEÑO

A un toque

Written by:

Views: 166

Por Santiago Tuñez

Los separa un abismo en su pensamiento político y el modelo de país que proponen de cara al futuro. Esas diferencias se notan, también, en sus orígenes, las clases sociales con las que se identifican y el mensaje a sus votantes. Y ni siquiera el fútbol encuentra puntos de contacto entre ambos. Uno es hincha de Palmeiras, aunque alguna vez se puso la camiseta de Flamengo y vistió también la de Santos en un partido benéfico. Y el corazón del otro galopa al ritmo de Corinthians, clásico rival del Verdao. Así se muestran Jair Bolsonaro y Lula da Silva, los protagonistas de la elección presidencial que se realizará este domingo en Brasil.

Es, a esta altura, uno de los más comicios más polarizados en la historia del gigante sudamericano. Se vive como “una lucha del bien como contra el mal”, según lo catalogan sus principales candidatos. Los discursos de campaña cruzan a la sociedad brasileña y repercuten en el mundo del fútbol. De hecho, algunos jugadores dejaron en claro su apoyo a Bolsonaro o Lula. Ese fue el caso de Neymar, que en su cuenta de TikTok, donde tiene más de ocho millones de seguidores, manifestó su respaldo al actual presidente. “Vota, vota y confirma: 22 es Bolsonaro”, aseguró el crack de París Saint Germain, que cantó uno de los jingles del líder de ultraderecha.

Poco después, el jefe de Estado le devolvió la pared: publicó un video en Twitter y escribió la frase “reelección=hexa”, en referencia al sexto título que la selección brasileña buscará lograr en el Mundial de Qatar. “Gracias, Neymar. ¡Brasil encima de todo! ¡Dios encima de todos!”, agregó en la red social. No es la primera vez que Neymar se muestra en sintonía con Bolsonaro, que se caracteriza por su postura elitista, antivacunas y misógina. Ya lo había abrazado en la Copa América de 2019, en la que el presidente dio la vuelta junto al equipo.

https://twitter.com/FutboliPolitica/status/1575820836887560192

En 2019, Bolsonaro festejó junto con la selección brasileña tras la conquista de la Copa América.

Lucas Moura, volante de Tottenham, y Felipe Melo, referente del Fluminense, también apoyaron a Bolsonaro, ex militar y maestro en saltos por la Brigada de Infantería paracaidista del Ejército brasileño. Lo mismo hizo Robinho, condenado a nueve años de cárcel por violación colectiva por la justicia italiana. Ya retirado del fútbol, el ex delantero de Milan  y Real Madrid rompió su silencio, al publicar en su cuenta de Instagram una foto en la que hace referencia al número de la urna del candidato presidencial y prohibir los comentarios de los seguidores.

“Defiendo a Bolsonaro porque defiende a la familia, y eso es muy importante para mí. Está en contra del aborto y de la legalización de las drogas. Es espontáneo y quiere un Brasil que vaya para delante”, dijo Romario, campeón con la verdeamarelha en EE.UU. 1994 y favorito para la elección a senador en el estado de Río de Janeiro, en una entrevista realizada tiempo atrás.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Robinho (@robinho)

El apoyo de parte del mundo del fútbol a los candidatos estuvo lejos de vivirse en las canchas. Allí no hubo clima de campaña. Aunque Bolsonaro fue silbado en el Maracaná la noche en que Flamengo le ganó a Vélez 2 a 1 y logró el pase a la final de la Copa Libertadores. “Ese fue el momento político. Se trató de un termómetro, porque él le dio todo al club y a los ricos de Río”, comentó Pablo Giuliano, corresponsal de la agencia de noticias Télam en Brasil, en diálogo con De Fútbol Somos.

Así como en el caso del actual presidente, Lula también recibió mensajes de respaldo de parte de ex futbolista. Dijo Raí, compañero de Romario en el Mundial ’94: “Voto a Lula porque amo la vida, porque respeto la vida, porque respeto todos los colores. Voto a Lula porque soy antirracista y antifascista. Porque respeto a las mujeres, porque respeto las diferencias, porque quiero un país más justo”. Lo hizo en un video con el que buscó diferenciarse de las características del gobierno de Bolsonaro. “Por un país más humano, por más democracia, por paz”, enfatizó el ex San Pablo.

Raí es hermano de Sócrates, el líder de la Democracia Corintiana, aquel equipo mítico que reclamaba elecciones libres a la dictadura en los años ‘80 y del que Lula estuvo muy cerca. De ahí que haya pedido a los clubes brasileños que promuevan la conciencia social entre los niños y adolescentes de las divisiones inferiores. Incluso, el líder del Partido de los Trabajadores, que ya fue presidente de Brasil entre 2003 y 2010, advirtió sobre el avance del racismo del fútbol.

https://twitter.com/defutbolsomos/status/1571493684331544576

Lula, que estuvo 19 meses en prisión, después de haber sido condenado por corrupción y lavado de dinero en primera instancia en julio de 2017, se presentó ante grupos progresistas de de hinchas de Palmeiras, Flamengo, Sao Paulo, Santos y Vasco da Gama, entre otros equipos. Allí estuvieron, en un gesto de apoyo a su candidatura, los ex futbolistas Walter Casagrande, que también formó parte de la Democracia Corinthiana, Vladimir, y Wanderley Luxemburgo, ex DT de la selección brasileña.

A ellos se sumó Juninho Pernambucano, ex símbolo del Inter de Porto Alegre y de Lyon, donde incluso fue director deportivo. “El crack más grande de Brasil está de vuelta, el tipo que sólo trajo alegría a la gente”, manifestó en un video dedicado al ex mandatario. Ese mensaje del ex volante no llamó a la atención. En plena pandemia de coronavirus había cuestionado con dureza a Bolsonaro. “Es hijo del Whatsapp y de las noticias falsas”, opinó en aquel momento. Y hasta dejó un mensaje para sus ex compañeros que lo respaldaron en la campaña presidencial de 2018: “Me revuelco cuando veo jugadores y ex jugadores de derecha. Nosotros venimos de abajo, somos pueblo”.

 

 

Comments are closed.