Iluminados por el juego

A un toque

Written by:

Views: 754

Un año después del terremoto que dejó más de 220 mil muertos, Haití llora sus víctimas y lamenta la fallida reconstrucción. Puerto Príncipe devuelve la postal de un gran campo de refugiados. El fútbol, al menos, aporta satisfacción en aquellos jóvenes que perdieron sus extremidades en el sismo. Como parte de una dolorosa conmemoración, varios de ellos tomaron carrera en sus muletas y patearon una pelota en el Estadio Nacional. Fue un momento de alivio. Una luz en la oscuridad. “El fútbol es la mejor distracción para mi corazón”, resumió Zaryen Bernard Nouber. Y se puede comprobarlo en este recorrido fotográfico.

Comments are closed.