Escape a la victoria

A un toque

Written by:

Views: 383

Jueves por la noche, 9 de noviembre de 1989. Un futbolista de 22 años contempla el derrumbe de una frontera. Cae el Muro de Berlín, más de 150 kilómetros que han dividido las dos Alemanias de 1961. Es el colapso del bloque comunista, la reunificación del país, el primer punto de sutura sobre una herida profunda en millones de germanos. Y como en la geopolítica, la vida diaria ese jugador marca una nueva hora. Deja de jugar rodeado de espías políticos en Dynamo Dresden, el equipo de su lugar en el mundo. El club unido a la Stasi, policía secreta del régimen comunista. Ya no se siente controlado por su padre Klaus, DT del plantel, ni por su compañero y espía Frank Lieberman. Y en su huida a Stuttgart tras el derrumbe del Muro, filma una escena memorable: se convierte en el primer futbolista nacido en el este del país que debuta en la selección alemana unificada. Es un hito. Una marca indeleble. Y el líbero, voraz como en cada quite, se anima a ser líder de la Mannschaftt. Y en 1996, le pone la voz de mando al título en la Eurocopa de Inglaterra. Una corona que lo lleva a convertirse, después de Franz Beckenbauer, en uno de los dos defensores alemanes en ganar el Balón de Oro. Hoy, a 25 años del día en que cayó La Pared, Matthias Sammer recordará su film personal. Sus éxitos desde la reunificación. Su escape a la victoria.

A 25 años de la caída del Muro de Berlín, Sammer es actualmente el director deportivo de Bayern Munich. Foto de Friedemann Vogel / Getty Images Europe/ Vía Zimbio.

A 25 años de la caída del Muro de Berlín, Sammer es actualmente el director deportivo de Bayern Munich. Foto de Friedemann Vogel / Getty Images Europe/ Vía Zimbio.

Comments are closed.