Con la pluma, la pelota y la palabra

Literatura hecha pelota

Written by:

Views: 754

Hace casi dos meses que el cartel ya no cuelga en su casa de Montevideo. “Cerrado por fútbol”, avisaba el mensaje adherido a la puerta, en los días del Mundial de Sudáfrica. Sin embargo, Eduardo Galeano, que hoy cumple 70 años, sigue atento al giro de la pelota. Ahí se lo ve, entonces, como un mendigo de buen fútbol, tal como inmortalizó en su libro El fútbol a sol y sombra. “Voy por el mundo, sombrero en mano, y en los estadios suplico: una linda jugadita, por amor de Dios. Y cuando el buen fútbol ocurre, agradezco el milagro sin que me importe un rábano cuál es el club o el país que me lo ofrece”, confesó en su prólogo.
En las páginas de aquel libro indispensable, Galeano dedicó páginas a goles, mundiales y jugadores inolvidables. Entre ellos, uno a Diego Maradona. Y si del Diez se trata, el escritor uruguayo reveló la historia de su nacimiento, en el cuento El Parto, publicado en Bocas del tiempo: “Al amanecer, doña Tota llegó al hospital del barrio de Lanús. Ella traía un niño en la barriga. En el umbral, encontró una estrella, en forma de prendedor, tirada en el piso. La estrella brillaba de un lado, y del otro no. Esto ocurre con las estrellas, cada vez que caen en la tierra, y en la tierra se revuelcan: de un lado son de plata, fulguran conjurando las noches del mundo; y del otro, son de lata nomás. Esa estrella de plata y de lata, apretada en un puño, acompañó a doña Tota en el parto. El recién nacido fue llamdo Diego Armando Maradona”.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=PU8JvX1uXhI]

Comments are closed.