5 julio, 2017 Archive

No te olvidés

Se habían conocido allá por 1992. Uno era entrenador de las inferiores de Argentinos Juniors. Y el otro, un adolescente de Don Torcuato que horneaba su talento con los juveniles del club. Algo atrapó el interés de José Pekerman: la inteligencia de Juan Román Riquelme para simplificar el juego. Sus pases exactos a los laterales, junto con la lectura de los espacios para asistir a los extremos y los goleadores. Ese estilo lo llevó a comprar enseguida las acciones del 10. Hizo una apuesta por su identidad y cobró en efectivo. Continue Reading

Written by:

Views: 130

Read More